El funcionamiento del tuning

El chiptuning consiste en optimizar el programa que controla la centralita del motor. Aqui se afinan varios parámetros como la cantidad de carburante inyectada, punto de encendido o inyección, carga de turbo etc.


De entrada, hay dos variantes del tuning::

  • La instalación de un chip (módulo adicional)
  • La optimización del software de la centralita

Ambas versiones se basan en el mismo principio. Los parámetros de control que determinan el punto de encendido, el suministro de aire, la cantidad de combustible, etc., quedarán dentro de las tolerancias integradas por el fabricante, optimizándolos para las condiciones locales.

Los fabricantes de coches están produciendo sus vehículos para un único mercado global y aseguran con estas tolerancias, que el vehículo funciona tanto en el desierto, como en el frío siberiano.

Con nuestro tuning no sobrepasamos los límites de las tolerancias disponibles, no se carga el motor por encima de sus márgenes.

Cual de las dos variantes, Chip- o Software-tuning es la más apropiada para su coche depende de la marca y de la finalidad del tuning, es decir optimizar el consumo o aumentar la potencia.

Consúltenos, una de nuestras fortalezas es el asesoramiento individual que conduce a un resultado óptimo!

Envíenos el formulario online o un correo electrónico, o simplemente llámenos - le asesoramos!

¿Cómo funciona una centralita o ECU?

La unidad de control del motor dispone de un o varios microprocesadores de gran potencia, que controlan todos los valores de las diferentes tareas. El programa de control del microprocesador (EEPROM o simplemente el chip) está embebido en su memoria no-volátil.

La tarea principal es, en el ejemplo de motores de gasolina, la determinación de la máxima cantidad de carburante que el motor puede quemar en cada momento. La cantidad inyectada depende de la entrada de aire. La proporción de aire / combustible tiene que ser óptima para que el catalizador pueda funcionar correctamente. También se encarga de determinar el punto óptimo para el encendido de la mezcla comprimida. Un encendido que llegue tarde aumenta el consumo. Sin embargo, un encendido demasiado adelantado provocará picado de bielas.

Además, el sistema de gestión del motor realiza muchas otras tareas, tales como el cierre automático gradual de la inyección a la revolución máxima del motor o la velocidad máxima programada. Un eventual sistema de control de crucero también está controlado por la gestión del motor. Los valores de los sensores de temperatura del líquido refrigerante, del carburante, el aceite y el ambiente son determinantes p.e. para el funcionamiento ulterior del ventilador eléctrico o para ejecutar la fase de arranque en frío.

En los motores diesel modernos se determina la cantidad de combustible a inyectar en función de la masa de aire cargada, la presión atmosférica, la temperatura exterior, las revoluciones del motor y de la posición del acelerador. Esto es necesario para cumplir con futuras normativas de emisiones. Además, con los motores turbo se tiene que regular la presión del turbo en función de la carga sometida y las revoluciones del motor. Los datos de referencia necesarios para el control también se almacenan en la memoria EEPROM. A partir de estos datos, los mapas tridimensionales, la unidad de control calcula la cantidad exacta a inyectar en función de la carga y las vueltas del motor.
© Barchfeld GmbH 2020